1081
1

Recuerdos

Publicado el , 20 de Dic de 2018
Recostada en la hamaca de un viejo balcón,
recuerdo aquellas tardes junto al mar, 
donde la brisa nos susurraba al oído,
y el viento acariciaba nuestros cuerpos.

¡Oh Dios! como sueño entrelazar aquellas piernas que lograron ser mías,
como anhelo con mis manos rozar esos dorados cabellos,
y sentir  tu vientre al recostar mi cabeza en tu brazo.

Como quisiera saborear aquellos ojos cafés con mí mirada,
cuánto deseo yo!  un te quiero de esos dulces labios,
y es que nadie sabe lo que daría por que estuvieras aquí.
 
Cómo archivar ese recuerdo de amor,
que aún en la distancia sigue palpable,
distancia que deja un vacío en nuestra hamaca,
y a la arena sin tus huellas junto al mar.

Aquellos viejos sueños que construimos juntas,
con la serenidad del viento, los he visto pasar,
al igual que el sol ocultando su luz, para irse a descansar,
pues la playa totalmente invadida de tú ausencia está.

Y hoy frente a este mar,
seguiré recostada en la hamaca,
esperándote,
en la soledad de este viejo balcón.
- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

D. Argáez

Arte Gótico es la forma en la que la vida misma, nuestros pensamientos y emociones se transforman a través de la oscuridad. Estamos intactos transformando (el miedo).

La belleza del arte gótico esencialmente es actuar a nuestro criterio defender, nuestros ideales. El arte gótico enfatiza en ser nosotros mismos, no importa el lugar al que vayas, es defender-LO todo.

Déjese guiar por los sentimientos, que el resto es solo apariencia vacía y simple, es por esto, que la poesía gótica es mí medio de inspiración, mi forma de revelar lo que yo pienso de una sociedad que nos rodea y de lo cruel que es.



- Leer más del autor -
Usted

Y aquí me tiene, escribiendo palabras que el corazón no pensó sentir, me tiene usted pensando en añorarla y odiarla por el resto de mis días. Aquí me tiene, simplemente imaginando sus abrazos, sus brazos, sus tristes sonrisas, me tiene usted, llorando co ...

Recomendados