185
0

Escalada

Publicado el , 24 de Mar de 2017
y empezamos la subida de esta cima tan ensimismada,
y así nos vamos y no decimos nada,
paso a paso,
corto pero con ritmo,
generando nuestro propio abismo.
Paramos, luego seguimos,
hacia una caída tan fuerte que nos siembre de nuevo en la tierra,
que nos robe la sangre con las raíces de los árboles,
hasta hacernos parte del plan de la próxima primavera.

Córtame un brazo,
o córtame una pierna,
ya no sé en donde empieza y en donde termina esta realidad cuando no estás en ella.

A veces te sueño y a veces te canto,
a veces te aviso que ya voy llegando,
a veces me despiertas y no estás, y me preocupo tanto, tanto,
que sigo subiendo,
que sigo cayendo,
que te sigo cantando.







- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

Alfredo Peña

twitter: @AlfredoPenha



- Leer más del autor -
Derrotado

Me siento pesado,La sangre se me acumuló en los pies como si estuviese parado a las orillas de un río caudalosoque subitamente me arrastra, y cada vez más fuerte, mientras empiezo a pensarlo dura que es esa sensación de estar vivo,somos una masa en conflicto que maneja la ...