37
0

Maria

Publicado el , 10 de Sep de 2017

Esa noche me despedí, te recité toda mi vida mientras dormías,
Agradecí al universo ser la segunda estrella en tu firmamento,
Esa noche solloce, Clame tu descanso, 
aun sabiendo tu falta inimaginable.


 Esa noche agonice junto a ti,
Esa noche una parte de mí se fue.


 En la mañana ya tu alma se había esfumado, ya no despertaste,
Aun así cada vez que miro tu cielo, solo veo brillar tu sonrisa,
Solo huelo tu café, solo escucho tu voz,
Y así tan solo extraño tu presencia.
- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

Baleia

Apasionada de la lectura, me gusta la naturaleza, las ciudades, caminatas, ser mas humana cada día, menos convencional.



- Leer más del autor -
Remembranzas

Con muchas esperas me desperté, como si de nuevo tu voz se adosara. Apenas se asomaba el sol, una noche no era suficiente, dos noches coincidencia. Toda la vida una certidumbre, en ese sueño me abrazabas, me soltabas, me herías. Estamos tan solos, tan llenos de incertidumbres ...

Recomendados