97
2

LLuvia

Publicado el , 24 de Sep de 2018
Dulce tesoro, néctar que emana de la vida,
te deslizas sobre mi pecho pretendiendo hacerme tuya,
he tomado ventaja de tus pasos para entrelazar tu mano con la mía.

Cierro mis ojos para saborear tu esencia,
pues solo así reconozco tu ser sobre mi vida,
eres alma y luz para caminar a mi lado,
anhelo tu compañía para hacerla perpetua.

Me pierdo en tu mirada húmeda y palpitante,
que rocía mis mejillas con la tersura cálida y apacible de tus manos,
mi cuerpo desea tocar tu corazón para arroparlo entre mis brazos.

Entre la maraña de mi pelo enredo sus besos, 
para no soltarlos nunca y llevarlos conmigo
como un tesoro, como un todo.

Te he hallado en la profundidad de la montaña,
para verte surgir de la oscuridad,
como una fuente vibrante y dulce,
que me permite quedar absorta con tu emanar.

Me sumerjo en tu abundancia helada y cristalina
para robarte un beso que me recuerde por siempre 
la pureza de tu existir.


- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

Yarilennys Bastos Meza



- Leer más del autor -
Madness

Las fotografías que hemos creado siguen permaneciendo en los rincones de mi viejo álbum como tinta indeleble que se quedó en mi piel, el atardecer comienza a torturarme porque eres tu quien persigue mis recuerdos. Puedo hundirme en la profundidad del río pero aun ...