433
0

Domingo en la tarde

Publicado el , 23 de Sep de 2018
Domingo en la tarde. Sentado al lado de una fría taza de café veo el recorrido de los dorados rayos de sol en el suelo de aquella sala donde solía reír a carcajadas con ella. Pero ella ya me olvidó. Me lo dijo por tristes melodías de su distancia. Con su silencio sepulcral y una fingida sonrisa en sus preciosos labios que sus ojos delatan gritando que me extraña. Comienza a hacer frío, mis manos pálidas añoran la tibieza de las suyas pero ella ya me olvidó. Se llevó mi alegría y dejó un vacío abismal que no se llena con nada. Y yo... Cerré la puerta como un día entre sus brazos le juré que haría si una vez se marchase. El sol se ha ido y mi amor ha quedado abandonado en su olvido. Ella ya se marchó y abrazó una farsa que infelicidad conlleva como maldición o hechizo de la oscuridad mostrando apariencias de un amor que no le da vida a su corazón ni hace suspirar a su alma... Y mientras tanto para mi cada dìa es domingo en la tarde junto a la taza de café esperando no se que...
- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

Victor Porras

solo deseo hacer mis sentimientos palabras...



- Leer más del autor -
Tormenta de tu adiós.

Mi vida se escapa entre mis manos Ensangrentadas y cruelmente heridas Con las que me aferro a mi última esperanza Dejando en ella todas las fuerzas de mi existencia. La tormenta arrecia bajo un cielo De matices de penumbra Que retumba en estruendos imponentes Que asustarían hast ...

Recomendados