7
2

Miedo

Publicado el , 30 de Nov de 2018
Muchos días oscuros a mitad de la noche
me encuentro con el sonido del palpitar de tu corazón,
aun pienso que compartimos la misma cama
en una distancia significativa.

Te extraño de la forma inconclusa
donde busco tu boca y me habla tu ausencia.
Temo que tu corazón se haya abierto para alguien más,
Con ese temor que acelera mis latidos,
desenfrenando mis nervios hasta casi quitarme el aliento.

Siento pánico al imaginar
que piensas en otra y que anhelas su presencia,
de la misma manera que algún día
quisiste mi vida entre tus brazos.

Una y otra vez retumban en mis recuerdos días llenos de sonrisas,
canciones, y pasta...
hasta acurrucarnos en la somnolencia de la oscuridad.

Siento que esta distancia agoniza lentamente
entre una llamada seca
que es incapaz de pronunciar un te amo,
o quizás revelar que me extrañas.

En medio de la noche despierto
y busco entre mis cobijas algún rastro de tu ser,
a cambio de poder abrazarte por la espalda
como en los viejos tiempos.

Lloro y desespero cuando no puedo contener
mis ganas de verte a los ojos
y acariciar tu pelo mientras duermes,
en silencio te veía dormir y atesoraba ese instante
en el que podía contemplarte sin que lo supieras.

Una y otra vez me culpo por crear una distancia torpe
que me trajo hasta el fin de lo nuestro,
es increíble como puedo amarte
a pesar de creer que quizás fui yo
quien se encargó de desbaratar estas vidas, 
las mismas que parecían ser una sola.

Sigo soñando que volvemos a estar juntos de nuevo,
que quizás esto fue una prueba,
para reafirmar esos votos que firmamos
una noche desnudos mientras nos comíamos a besos.

Te sigo esperando, a diario, a pedazos, a versos,
como ese elixir que calma la sed y alivia el sufrimiento.
Sigo aquí tomando tu mano y entregando el corazón
aunque quizás sea en vano.

Así como estas letras que están llenas de miedo,
de incertidumbre, de amor,
así están mis labios esperando por los tuyos,
para seguir escribiendo esta historia de amor
donde también se atraviesan muchos capítulos de desolación y soledad.

Te amo y a pesar de tener miedo, no puedo, ni quiero, ocultar mi amor latente hacia ti...
- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Este poema aún no tiene comentarios

Sobre el autor

Yarilennys Bastos Meza



- Leer más del autor -
Lluvia

Dulce tesoro, néctar que emana de la vida, te deslizas sobre mi pecho pretendiendo hacerme tuya, he tomado ventaja de tus pasos para entrelazar tu manocon la mía. Cierro mis ojos para saborear tu esencia, pues solo así reconozco tu ser sobre mi vida, eres alma y luz para camina ...

Recomendados