Convocatoria para PlexoAmérica

Publicado el , 7 de Jun de 2019

PlexoAmérica. Poesía y gráfica Colombia-Chile. Este texto tiene como antecedente PlexoAmérica. Poesía y Gráfica Morelia-Valparaíso, Perú-Chile, Uruguay-Chile y Chiapas-Chile que viene de plexos culturales que generan nuevas propuestas alejadas del peso de la tradición. Se propone este concepto como unidad operativa para describir el funcionamiento de la cultura en el seno de las comunidades. En otras palabras, la reproducción de la cultura se concibe dentro de un límite geográfico y social determinado: un pueblo, una tribu, ciudad, país o continente. Si se lo deja estar, sin una directriz central y sin contacto con otras experiencias, el plexo reproduce en forma vegetativa las formas culturales tradicionales heredadas del pasado, es decir, la memoria social. Esta es la inercia de la cultura. Sin embargo, muchas veces dentro del mismo plexo existen fuerzas innovadoras que cuestionan lo estático de esta tradición pues llevan los gérmenes del cambio y el movimiento hacia lo nuevo, gérmenes que se generan y viven sobre todo en los ámbitos del arte y del pensamiento crítico. Todos sabemos que existe una “geopolítica del conocimiento”, plexos de sentido que se mueven, respiran, gracias a la constante fricción entre tradición y cambio, produciendo la necesaria oxigenación del cuerpo social. PlexoAmérica expresa esta dinámica de lo vegetativo como virtud auto-generativa de la cultura, con todas las características de este continente, con sus aciertos y contradicciones que lo definen. Este proyecto colectivo es la expresión del respirar del plexo llevado a su límite innovador, acortando las distancias mediante la tecnología que nuestros ascendientes no tuvieron. Hemos puesto distintos focos de experiencia en contacto y como nervadura eléctrica, tanto gráfica y poesía desde distintos lugares se han puesto a dialogar para así superar el concepto de individualismo liberal puesto en la base de este “mal moral” llamado capitalismo.

 

 

Criterios de selección

 

Cuando somos convocados a ser parte de un proyecto de publicación tenemos que tener en cuenta que nuestros textos serán sometidos a una crítica literaria y que no se está criticando al autor real, sino el autor participante, narrador o voz poética del texto. Por lo tanto, no estamos criticando a una persona con nombre y apellido sino que estamos dando una opinión fundamentada sobre los textos de esas personas. Por otro lado, consideramos que en gusto hay mucho escrito como ya lo pudo ver el filósofo uruguayo Carlos Vaz Ferreira en su libro Fermentario. Pero seguro ustedes tienen más presente La Crítica al juicio del gusto de Immanuel Kant. Cada texto propone las claves de su propia exigencia crítica. Esperamos al leer un texto no caer en lugares comunes, reiteraciones, ni apostar por temas abstractos sin ser conectados con lo concreto. Esto tiene relación con el oficio del escritor, con ir armando su voz poética, una voz propia que impida, entre otras cosas, que el texto se transforme en una plantilla de otro escritor. En nuestra experiencia nos hemos dado cuenta que cuando un texto tiene valores líricos, es decir, una visión idealizante de la realidad, atravesando con ella tanto la temática como el lenguaje del texto, permite que este no se arriesgue en lo  experimental: el texto no funciona porque configura un tono retrógrado de prosa culta española. Quizás el poema sea bonito y esté escrito bien y por eso, sea fácilmente digerible, pero ese tono debiera ser superado en una poética actual.

 

Otro problema con el que nos encontramos nos llevó a la siguiente pregunta ¿Cómo escribir de la contingencia sin transformarse en un panfleto? En los poemas panfletarios encontramos un contenido social y crítico transformado en mensaje directo que borra el extrañamiento que debe provocarnos todo texto. Se recurre a defender la causa social: temática mapuche, discriminación sexual, discriminación racial, etc., pero se hace de forma explícita sin trabajar en las múltiples lecturas que tiene un buen texto. Apreciamos, en estos años, que muchos textos escritos por mujeres tienen una temática que tienen que ver con el desamparo que les produce la pérdida del amor. Nos parecen a nosotros estos trabajos propios de principiantes y que no hay oficio. Por ejemplo, el recurso de la anáfora se encuentra mucho en este tipo de textos y ahí apreciamos que el recurso está mal utilizado y que esto genera monotonía porque la repetición es solo un nicho que le da estabilidad al significado del texto, pero que no arriesga en el campo del significante o de la significancia. Hay una ingenuidad en pensar que se puede traspasar lo que pienso y digo al papel sin aplicar un trabajo de construcción que implica muchas veces desconstrucción de las formas para ponerla en relación al fondo y viceversa. Cuando pasa esto pensamos que no hay un desarrollo personal profundo que se ajuste a una expresión poética potente y esto se traduce a que no hay trabajo con el lenguaje. Todo esto atenta contra un buen texto poético que siempre revela y oculta algo; revela la dinámica de la construcción de su propia opacidad y oculta eso mismo: lo indecible del lenguaje.

 

 

Para enviar textos poéticos e imágenes al correo electrónico a Duvan Carvajal Restrepo poesiaincomplet@gmail.com. Con copia a Rodrigo Suárez rodrigosuarezp@gmail.com y ayutun@gamil.com. Se armará un grupo cerrado en Facebook para poder trabajar de mejor forma.

 

 1. Formato de los textos: Archivo word 97-2003, tamaño carta, letra Paladino N° 11, título en tamaño 12. Al interior del archivo, en la primera página, se sugiere poner los datos personales, es decir: nombre, ciudad, país y correo electrónico. El nombre de los archivos debe llevar el nombre del autor, ejemplo: valentinafuentes.doc

2. Formato de las imágenes: Archivo jpg, DPI 300 y no comprimido. La imagen tiene que venir editada, es decir, con el autor, título de la obra, dimensiones, técnica y año.

Tanto en escritura como en trabajos visuales, la temática a abordar es libre, sin embargo, por la orientación del proyecto PlexoAmérica. Poesía y Gráfica Colombia-Venezuela privilegiamos los más propositivos y experimentales. Se pedirán 10 páginas de textos para seleccionar un corpus de aproximadamente 5 a 10 páginas.

Para los artistas visuales, se les piden 10 imágenes para enviar, cada imagen deberá corresponder a un archivo independiente.

No es una condición excluyente, sin embargo sería aconsejable que los trabajos enviados sean inéditos o publicados en poemarios o revistas con poca difusión. En tal sentido, la única condición absolutamente obligada es que los trabajos sean propios y pertenezcan a un solo corpus poético.

El plazo de recepción de los textos e imágenes está abierto hasta el 30 de junio, 2019.

El editor de contenido es Duvan Carvajal Restrepo (Colombia). El editor general es Rodrigo Suárez y la gestión cultural está a cargo de Karina García Albadiz y Simón Zambrano, los tres de Páramo Editorial.

  • Noticias
- Para realizar comentarios debes iniciar sesión con tu cuenta de InkSide -

Esta noticia aún no tiene comentarios

Otras Noticias